El esperpento. Ficción sonora


Todos tenemos, en mayor o menor medida, la sensación de que todo el mal que existe depende, en gran medida, del ser humano. Cuando escribí este relato pensé que el mal en sí mismo posee cierto atractivo porque eso explicaría el apego que le tenemos. Sin embargo, cuando lo oí hablar en la voz de Olga, de Historias para ser leídas, y de Jorge, de El vuelo de Yorch sentí un poco todo lo contrario. El arte, la belleza y el buen hacer nos redimen.


Gracias a estas dos voces maravillosas, mi narración ha cobrado vida. Ya no es una herramienta escrita y quieta, sino que tiene música, sonido y, lo más importante, alma.


Adelante, tienen preparada sus butacas. ¡Que lo disfruten!


ESCUCHAR



107 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo