El cuidado de tu espalda en el ámbito laboral: no podemos dejarlo en manos de cualquiera.

Actualizado: 2 de abr de 2019


Seguir los consejos de tu fisioterapeuta mejorarán tu calidad de vida

Muchos trabajos que desempeñamos cotidianamente requieren que pasemos excesivas horas sentados a lo largo del día o que realicemos movimientos repetitivos de manera inadecuada. Los profesionales de los centros de fisioterapia saben la gran cantidad de efectos negativos que esto puede tener para la salud de nuestra espalda y en general de nuestra salud física. Desde escoliosis (deformidad de la columna en forma de S o de C), hasta hipercifosis (postura con los hombros hacia adelante) o rectificación de las zonas cervicales o lumbares (se borra la curvatura natural de ambas zonas creando zonas de dolor, contracturas o incluso hernias discales)


Muchas veces el empleo de una silla con un respaldo inadecuado, un mal hábito postural o no hacer los descansos que el fisioterapeuta nos aconseja puede desencadenar el tan temido dolor de espalda. Es por esto que es tan importante buscar consejo profesional y seguir una serie de consejos posturales, de elección de mobiliario, pautas a la hora de cargar peso o incluso la recomendación de alguna actividad física que pueda mantener nuestra musculatura en el estado idóneo.


Primeramente, lo más importante es no esperar a sufrir síntomas. Ya sea que tengamos un trabajo tradicional como taxista, o uno en auge, como desarrollador de aplicaciones, recibir un masaje o una terapia manual nos va a ayudar a prevenir la lesión y va a ser la clave para evitar la tan temida baja laboral o incluso la incapacidad para realizar nuestro trabajo de manera definitiva. El fisioterapeuta nos puede ayudar también a adquirir una buena higiene postural dándonos consejos y nos dará pautas para nuestra vida diaria, explicándonos, por ejemplo, cómo realizar estiramientos cada cierto tiempo si vamos a estar sentados un buen número de horas, cómo realizar las cargas de peso sin dañarnos o cómo realizar adecuadamente aquellos trabajos que requieren un movimiento repetitivo y que a la larga pueden desencadenar problemas como artrosis, síndrome del túnel carpiano y muchos otros.


Desgraciadamente la mayoría de las veces la carga de trabajo, unida al estrés y a los breves plazos con los que contamos para entregar el trabajo, hace que desoigamos los consejos de los profesionales en cuanto a prevención de problemas de espalda y que finalmente nos aparezcan lumbalgias, contracturas y otras patologías que pueden llegar a ser bastante graves. Un buen masaje descontracturante, movilizaciones y estiramientos van a ser imprescindibles para que nos encontremos mejor siempre y cuando estén realizados por personal altamente cualificado. Es muy importante tener en cuenta que lo que hoy es un problema agudo con una solución sencilla y rápida puede convertirse en un problema crónico si no lo atendemos adecuadamente.


Es necesario contar con personal competente y experimentado que se ajuste a nuestras necesidades y características para desarrollar las técnicas de tratamiento y prevención justo a nuestra medida. Es muy importante tener en cuenta que el personal que nos atienda esté cualificado, ya que de no estarlo podría hacernos más daño del que tenemos o pasar por alto aspectos importantes de nuestro problema. Es necesario solicitar la acreditación del profesional que nos va a atender y tener conciencia de que un masaje o una terapia manual no es algo que pueda realizar cualquiera. Cada paciente y cada patología es un mundo, y lo que puede venirle bien a un paciente puede ser contraproducente para otro.


No duden en consultar esta web, les puede ser de gran ayuda:




162 vistas

¡SÍGUEME! 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

©2018 by  Arima Rodríguez

Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios